miércoles, 27 de noviembre de 2013

PRINCIPIOS PEDAGÓGICOS DE INTERVENCIÓN de la educación especial

PRICIPIOS PEDAGÓGICOS DE INTERVENCIÓN
Vamos a destacar los siguientes cuatro principios pedagógicos de intervención que se tienen en cuenta a la hora de intervenir con alumnos de educación especial:
-Principio de Normalización:
Surge como reacción a la segregación. Históricamente el impulso de la Educación Especial y su concepción actual se ha debido al desarrollo de la normalización. Es decir, las personas con algunas deficiencias deben recibir las atenciones que necesiten a través de los servicios ordinarios y propios de la comunidad educativa, y solamente cuando las circunstancias especiales lo impongan o lo aconsejen este alumnado deberá ser recibido por instituciones especiales específicas. Con ello se pretende asegurar a todos una vida tan próxima a la normalidad como sea posible.
Este principio se basa en la aceptación de la igualdad de todas las personas aunque tengan una necesidad determinada.
Normalizar no es pretender convertir en “normal” a una persona con deficiencia, sino reconocerle los mismos derechos fundamentales que al resto de los ciudadanos del mismo país y de la misma edad. Por lo tanto, normalizar significa dar a la sociedad la oportunidad de conocer y respetar a todo tipo de personas reduciendo los temores y mitos que en otra época empujaron a la marginación.
La normalización no es tampoco un recetario de actuaciones sino principios rectores que marcan el sistema de vida de una persona. Por ello incluirá:
  • las formas de tratamiento personal
  • la apariencia física
  • ámbito de trabajo
  • condiciones de vida
  • tiempo de ocio
  • disfrute de los servicios comunitarios
-Principio de Integración:
Como desarrollo del principio de normalización inseparablemente unido a él aparece el de integración: La normalización sería el objetivo y la integración sería la vía.
Como dice Birch ”la integración debe ser la unificación de la educación ordinaria y la especial ofreciendo una serie de servicios a todos los niños en base a las necesidades individuales de aprendizaje”. Para Mickelsen “la normalización es el objetivo y la integración el método o vía para conseguirlo”.
El concepto de integración ha sido el resultado de un largo proceso centrado en el derecho de todo niño a ser escolarizado independientemente de sus características personales o de sus dificultades de aprendizaje. También se llegó a la conclusión de que mayores inversiones en recursos no producían mejores resultados y que la aplicación efectiva de este principio en la vida escolar repercutía significativamente en la vida familiar y social del sujeto.
-Principio de Individualización:
Se partirá de las características y peculiaridades de los sujetos con el fin de lograr el máximo desarrollo posible de sus capacidades. A este principio le importa más el concepto “sujeto” que el adjetivo “diferente”.
-Principio de Sectorización:
El alumno pertenece a un entorno social donde convive, se educa y se relaciona, y en él debe encontrar los apoyos necesarios para su óptimo desarrollo personal. La sectorización supone que el sujeto con necesidades educativas especiales utilice las instituciones y servicios de su sector comunitario con intervención de pluralidad de funciones y profesionales.