viernes, 17 de octubre de 2014

Venezolano diseña una trampa contra el chikungunya

 Venezolano Roberto Barrera dirige al grupo de científicos que trabaja en Puerto Rico



La trampa reduciría los mosquitos (Créditos: Archivo)
ÚN.- San Juan. Científicos de los centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos culminan en Puerto Rico el diseño de una “trampa” para el mosquito transmisor del chikungunya, un virus que llegó a América hace tan sólo 10 meses y que ha infectado ya a cientos de miles de personas. 

El director de la Sección de Entomología y Ecología de Dengue del CDC en San Juan, Roberto Barrera, explicó que esta “trampa” podría significar un paso importante para frenar la expansión del virus vinculado a la muerte de más de un centenar de personas solo en el Caribe. 

“La trampa consiste, básicamente, en un amplio recipiente de plástico lleno de agua y hierba que al descomponerse atrae al mosquito”, detalla el investigador sobre un método que provoca que la hembra del insecto quede atrapada cuando se dispone a depositar sus huevos gracias a un tipo especial de pegamento. 

Subrayó que la investigación hace suponer que la reducción de la incidencia del chikungunya podría llegar a 80% si se dispusieran tres “trampas” en cada hogar. 

Este sistema podría comercializarse en un plazo “breve”, e incluso ya ha sido descrito en la revista científica American Journal de Medicina Tropical e Higiene de EEUU. 

Barrera, de nacionalidad venezolana, aclaró que su sección se especializa en el estudio del comportamiento del mosquito Aedes aegypti, el insecto que transmite el dengue y también el chikungunya. 

El chikungunya es una enfermedad vírica transmitida al ser humano por mosquitos notificada por vez primera en el sur de Tanzania en 1952 para la que no hay vacuna.