lunes, 23 de septiembre de 2013

La educación especial ha sido desestigmatizada en Finlandia

MONITOREO E INTERVENCIÓN A NIVEL DE CADA
ALUMNO
La intervención a nivel de cada escuela impide que surjan fallas en el sistema. No obstante, las mejores escuelas y sistemas educativos monitorean e intervienen a nivel de cada estudiante.
Esto resulta esencial si se busca que el sistema genere constantemente un alto desempeño en todas sus escuelas. La experiencia de Estados Unidos demuestra que a los tres años de edad los hijos de padres profesionales cuentan en promedio con un vocabulario de 1.100 palabras y un coeficiente intelectual de 117, mientras que los hijos de padres que reciben asistencia social tienen apenas 525 palabras en su vocabulario y su coeficiente intelectual es 79 en promedio70. A menos que las escuelas intervengan eficazmente para compensar el impacto de un pobre entorno familiar, habrá pocas probabilidades de cerrar esta brecha. Las mejores escuelas de cada sistema han desarrollado mecanismos para lograr este cometido. Finlandia ha llegado más allá que cualquier otro sistema al garantizar que el desempeño sea alto y uniforme a lo largo y a lo ancho de todo el sistema.
Los niños finlandeses inician su educación preescolar a los seis años, e ingresan a la escuela a los siete, tres años más tarde que muchos de sus pares europeos. Una vez en la escuela primaria, estudian apenas cuatro a cinco horas diarias. Los niños finlandeses reciben menos horas de instrucción entre los siete y catorce años de edad que en cualquier otro país miembro de la OCDE. Sin embargo, a los 15 años, tienen las mejores calificaciones mundiales en las evaluaciones de lectura, matemática, ciencias y resolución de problemas de la OCDE, con un desempeño sensiblemente superior al de sus
vecinos escandinavos.
En parte, esto se debe a que Finlandia atrae a las personas más aptas para la docencia (las recluta en el 10% superior de los graduados, controla el ingreso a los profesorados y paga buenos
salarios iniciales), y una vez seleccionadas las convierte en instructores eficientes (por medio de excelente capacitación previa, liderazgo en instrucción y comunidades profesionales de aprendizaje en las escuelas). Pero esto no acaba aquí.
Finlandia también ha desarrollado un sistema de intervenciones muy efectivo para apoyar personalmente a los alumnos. Todas las escuelas finlandesas cuentan con docentes especiales. En las escuelas que visitamos durante nuestra investigación, observamos que en promedio había un docente especial por cada siete maestros de clase. Los docentes especiales brindan apoyo uno a uno o en pequeños grupos a los estudiantes en riesgo de sufrir retrasos, y asisten al 30% de los alumnos de una escuela cada año. Estos docentes especiales ofrecen ayuda principalmente en matemática y finlandés, y reciben un año extra de capacitación para su función.
La educación especial ha sido desestigmatizada en Finlandia por dos razones. Primero, por el alto número de estudiantes que toman parte en el programa. En segundo lugar, por la práctica
de enviar también ocasionalmente a los mejores alumnos a recibir instrucción adicional: esto pone en claro que la intervención no es necesariamente señal de bajo desempeño. Al intervenir con rapidez a nivel de cada estudiante, Finlandia previene que el fracaso temprano se convierta en un fracaso a largo plazo, y de esta manera ha hallado una manera de sostener resultados positivos y consistentemente equitativos en sus escuelas .
Otros sistemas con alto desempeño han desarrollado distintos enfoques mediante los cuales se aseguran poder intervenir en apoyo de los niños que sufren retrasos. Los sistemas asiáticos se apoyan en un fuerte compromiso de cada docente para brindar apoyo extra necesario cuando se lo requiere. En Singapur, por ejemplo, los docentes suelen permanecer en las escuelas hasta varias horas después del fin de las clases formales para continuar enseñando a los estudiantes que más lo necesitan. Singapur ofrece también clases adicionales para pequeños grupos formados por los alumnos con desempeño dentro del 20% inferior en primer y segundo grado. En Nueva Zelanda, el programa de Recuperación de Lectura está diseñado para ofrecer instrucción adicional a los estudiantes con problemas en esa área.

FINLANDIA: APOYO EDUCACIONAL
• Tutoría adicional persona a persona o en
grupos reducidos para apoyar a quienes tienen problemas (“educación especial”)
• El 30% del total de estudiantes reciben educación especial en algún momento
• La mayor parte de la educación especial se concentra en matemática e idioma finlandés
• Los docentes especiales reciben un año adicional de capacitación y cobran salarios algo superiores
• Los docentes especiales trabajan con un equipo de apoyo más amplio –psicólogos, enfermeras, asesores en necesidades especiales para ofrecer apoyo total.